Pasarela

20130204-213844.jpg
El día de hoy, Me invitaron a una pasarela de modas, lo cual el tiempo que pase ahí, mantuve mi cabeza ocupada…Al principio dije: Mi misma a partir de ya, te pones a comer pura lechuga!….Después medite que ninguna de esas anorexicas tuvieron mis 58 cms de cintura a los que llegue en lejanas épocas milenarias! Son unas chavas sin curvas, parejas, nada por aquí y nada por allá…(notese la profunda envidia que me generaron!) Pero mas allá de eso, ver esos soldados marchando con caras enojadas, miradas fulminantes tipo Catalina Creel sin parche, me pusieron a meditar (Si una vez mas!)
Cuantas chavas toman actitud de pasarela en pleno vida cotidiana?  Yo por eso sonrío mucho, no vallan a notar  la celulitis que la maternidad me dejo, como recuerdito! 

Que pasaría si caminan sin marchar, sensualmente, y con una sonrisa en su rostro! (tranquilo Oscar de la renta, es mi humilde opinión). 
Mas de una de las mujeres ahí presentes le notamos a “La flaca con piernas popotitos” unos gramos de celulitis y brincamos de alegría, consolandonos con eso de que hasta la mas flaca tiene celulitis yupi! 
Por eso Yo propongo  poner de moda los cuerpos tipo Galilea Montijo? Andenle, me conviene! 

Mientras yo seguía meditando, llego otra amiga desconsolada y me dijo: Nosotras así estábamos a su edad! A lo que mi mente contesto: No momentito, estábamos mejor! ( Autoestima a la inversa podría llamarle, aunque en realidad es algo así como cocowash). 

Otro punto que no deje de observar como buena mujer fueron los zapatos, quiero todos, los mas altos mejor, esos que parecen zancos con plataforma, que para eso las mujeres estamos preparadas.

No se a quien se le ocurrió venir con el cuento de que la belleza cuesta, pero le creímos, así que aguantar horas en el salón de belleza y zapatos incómodos, son solo algunas de nuestras torturas.

Yo de niña jugaba a las modelos, una prima y yo diseñabamos vestidos con una carisima tela importada del closet de mi tía, llamada “sabanas”. El diseño de modas era lo nuestro, salíamos en pasarela por el cuarto, jugando a ser Miss Universo, y siempre ganaba Miss Venezuela, representada dignamente por mi prima, sospecho que yo representaba a México porque nomas no gane.

Así somos las niñas, jugamos a ser princesas, modelos, cantantes, bailarinas, soñamos con ser como nuestra mamá, ponernos los tacones y  caminar en pasarela, ante la mirada atónita del príncipe azul que creemos esta en primera fila (con el tiempo descubrimos que no estaba ni en la primera ni en la segunda fila, es mas yo ya lo busque por todos lados y no aparece).
La vida es así, una pasarela en donde unos van y otros vienen, la belleza se demuestra con los pies en la tierra, se lleva en el corazón, solo tienes que cuidar que  no se te arruge el alma.

Les doy el ejemplo de la  bruja de Blanca Nieves tenia un espejo mágico y no era encantadora, siempre habrá alguien mas guapa, con mejores curvas, pero lo realmente inigualable es tu esencia ya se los había dicho pero estoy segura que por aquí anda una que otra necia como yo, que se lo tiene uno que repetir varias veces para que lo entienda.
Las caras de fuchi y las poses de Angelina Jolie en la entrega de los premios Oscar del año pasado, abundan en las pasarelas y revistas y creemos que ese es el prototipo de belleza a seguir, no hay mujeres feas, y tampoco me vengan a decir que pobres, hay mujeres hermosas, que no han descubierto que la belleza no implica pasar horas frente al espejo, la belleza se proyecta, se sonríe y se transmite, es mucho mas interesante para un hombre una mujer inteligente, que sabe lo que quiere y lo que vale.

Somos mujeres y seguiremos utilizando los pasillos del banco y hasta del super como pasarela, algunas hasta los pasillos de la iglesia, lo traemos en nuestro ADN, seguiremos matandonos de hambre, horas en el gimnasio, caminando con los pies lastimados por los tacones.
Somos, coquetas y maravillosas, y ustedes hombres seguirán sin entender el enorme placer que tenemos al probarnos un par de zapatos o comprarnos una bolsa, muchas nos arreglamos para que sus pupilas se deleiten, otras nos arreglamos para nosotras, para nuestro ego, pero sabiendo que los efectos secundarios serán reflejados en los galanes y en nuestras amigas

La belleza cuesta pero invertir en tu interior es gratis, y al final de la historia será lo que mas valor tendrá, así que a contonearnos en la bella pasarela que es la vida. Como diría Vicente Fernandez, pero a mi estilo: Ustedes no dejen de sonreír, que de esa manera el mundo les va a aplaudir!! 

🙂

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Pasarela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s