Hijos sanos, Psicólogos aburridos.

20130522-162120.jpg

Yo fui una niña de esas de mi generación que no vivieron bajo el estrés moderno, en mi escuela no existía el departamento de psicólogos (bendito sea Dios) pero las cosas cambiaron y los psicólogos empezaron a hacer su agosto, mi teoría indica que sí un niño sufre estrés la razón esta en casa y escuela, si leyeron bien cuando un niño necesita terapias también lo necesitan los padres, el ritmo de vida moderno es el que ha causado que los niños vivan en terapias que no necesitan, que necesidad de pagarle a alguien por lo que puedes hacer tu, si a ver desciframos el enigma, nuestras abuelitas no trabajaban, se dedicaban a la familia, por lo tanto nosotros y nuestros padres fuimos hijos que crecieron en su mayoría con la atención de una familia la base de cualquier problema futuro, y cualquier desviación en el camino.
Notición para los psicólogos ya lo se, pero no se alarmen guardare el secreto.

La primera vez que acudí a una psicóloga fue después de mi separación y no para mi, lo que más me preocupaba es saber afrontar la situación ante mi hija, así que la psicóloga era para ella, aunque algunas veces se convirtió en mi radioescucha preferida, los conflictos en realidad no los tenía mi hija,los miedos los tenía yo, y saben cual fue la mejor cura: el tiempo…y es que uno va viviendo, creciendo y entendiendo, viviendo las etapas sin atajos ah y sin psicólogos.

Mi próximo encuentro con otra psicóloga ha sido una pésima experiencia, soy sinaloense renegada, mis ideas son mías y cuidado el que me las quiera cambiar, añádale que todo lo relacionado con mi hija me empiezan a salir en las manos unas garras tipo leona dispuesta a atacar (mal de todas las mamas debo creer) bueno pues la psicóloga a como diera lugar quería mandar a terapia a mi hija, y miren que respaldando mi teoría iba un estudio en donde no sólo yo lo decía, sino otra de sus colegas, así que no me quedo más remedio que hablarle claro y fuerte y aclararle que mi hija no iba a ser niña de psicólogos, con la pena.
Que es más chica emocionalmente! Bendito sea Dios que escucho mis suplicas con lo adelantada que iba para los novios agradezco que sea en el fondo más niña, punto a mi favor!

Se qué la mayoría de las mujeres tenemos que salir a trabajar, dejar el cuidado de los hijos, en otras personas, ritmos de vida acelerados y en automático, los hijos necesitan tiempo, atención, reglas, entorno familiar, amor, cuando algo falla ese niño será un paciente destinado al psicólogo y no sólo eso de seguro un adulto buscando el tesoro perdido llamado identidad.

Tus carencias de niño las suples de adulto, entonces si la niñez es tan importante porque dejarla en las manos de extraños, repito EXTRAÑOS.

Hoy los niños necesitan ser maduros como sí fueran adultos, terapias de juegos, emocionales más clases extra, créanme que mi hija vera más frutos en una clase de baile con su mamá bailando arriba de la cama que toda una semana en clases de ballet.

Ahí tienen a los hijos en clases toda la tarde, lo que ocasiona una madre desesperada y cansada de ser chofer y un hijo ansioso desesperado por jugar!
Esta bien que valla a clases de “algo” por las tardes pero se les va la tarde en comer, hacer tarea y las clases y no olvidemos que un niño necesita la liberación de jugar y las mamás la liberación de un rato en santa paz, como no quieren ir a dar con psicólogos!
No sólo es llevar y traer, también es hablar, platicar incluso jugar con ellos, muchos psicólogos nos ahorraríamos brindándoles atención!

Porque ahora todos los niños tienen estrés y psicólogos preguntome yo!

Hace poco una mama me platicaba como término dándole de cintarazos a su hija porque la maestra le dijo que no había trabajado nada en la escuela, momentito, que ya les he dicho que los cintos son para que no se caigan los pantalones, quizá esa niña nomás no de una en la escuela pero quizá el día de mañana sea una excelente bailarina! Si esa niña entendiera a cintarazos…pero lo único que se logra es algo llamado rebeldía y ya se saben que paso sigue no?

Vivimos en la sociedad de las frustraciones, mientras uno no quiera cambiar por más de que se lo anuncie el más eminente psicólogo nada va a cambiar!

Mientras tengamos hijos sanos y queridos los psicólogos se mantendrán aburridos, vale la pena intentar mi teoría y ser feliz, los invito a acercarse a sus hijos, y repetirles diario cuanto los quieren, los reto a demostrárselos cada día!

Que dicen, le entran al reto y hacemos la prueba?

Hasta pronto. 😉

Anuncios

2 comentarios sobre “Hijos sanos, Psicólogos aburridos.

  1. Tu reflexión es acertada en que: los hijos necesitan más atención que la que en la modernidad se les brinda, y estoy totalmente de acuerdo en que eso no se les deja a extraños. Esa teoría de que las carencias de niño las suples de adulto es muy freudiana, y aunque no del todo errada, no es la única que el campo de la psicología ofrece…

    Yo no creo que los niños deban estar rodeados de psicólogos, pero si creo que en ocasiones se necesitan mediadores que ayuden a los padres a lograr una relación buena con los hijos, ya que todos nacemos con un temperamento determinado, a veces, suele ser bastante difícil de manejar.

    Los psicólogos no somos soluciones ni las ofrecemos, somos caminos para encontrarlas y ofrecemos opciones. Creo fervientemente que la tarea de los psicólogos es ayudar a los humanos a ser plenos y felices (aunque tu no lo creas hay muchos a quienes les cuesta aprender a ser ellos mismos y lograr amarse y ser feliz, es esa tan fallida búsqueda de felicidad lo que a las personas causa tanta ansiedad). Un individuo pleno y feliz, que encuentra su motivación intrínseca para la vida, se vuelve un ente prosocial, capaz de tener relaciones filiales armoniosas, esto trae como consecuencia parejas, matrimonios, familias y por tanto hijos felices.

    Lo que tu planteas es una gran tarea, lo dices fácil… Pero como se logra???… Eso amiga es lo que los psicólogos ayudamos a descubrir…

    Sé que en tus tiempos y en los míos, la vida era distinta, no había tanto de que preocuparse, no había tanto de que estrés arde, pero los tiempos cambian y hay que adaptarse.

    Yo no soy psicóloga infantil… por una sola razón… Yo no creo en los niños problema… Creo en los padres problema… Y a ellos es a quien yo ayudo, porque me he dado cuenta que cuando los ayudas a ellos, los niños problema desaparecen… Por eso es que soy terapista de parejas… Tambien me encargo de los jóvenes y de adultos deprimidos o simplemente infelices… Ayudarlos a encontrar la actitud correcta, me ayudo a encontrar la mía, porque la felicidad es una actitud de vida y la autorrealizacion no es un imposible.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario y por leerme! Tienes toda la razón en lo que me comentas, muchas veces en efecto los papas necesitamos ayuda externa, hace tiempo pedí la ayuda de una psicóloga para mi hija, y me di cuenta que la que la necesitaba era yo, por experiencia propia creo que lo que más necesitan los niños es nuestra atención y cuidado, unos minutos menos de celular y más interacción hacen maravillas por sólo poner un ejemplo, yo igual creo más en los papas problema que los hijos problema, y quiza por eso cada vez que quieren mandar a mi hija a terapias reniego, agradezco tu valiosa opinión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s