Algo llamado amor

Alguien tuvo la genial idea de hacernos creer en las almas gemelas, diciendo que por ahí en algún lugar en el mundo, había alguien que te iba a complementar en todo sentido, otros dicen cantando que solamente una vez se ama en la vida, mientras que el resto anda buscando a alguien que les dijeron iba a ser el amor de su vida.

Y aquí nos encontramos todos en la búsqueda, confundiendo al amor de nuestra vida con una calentura y sufriendo porque no volverás a amar a nadie como al hombre ese que se fue y que no te quería, o la mujer que se fue con el compadre. (Cada quién sufre a su manera).

Para rematar nuestro inconsciente llega un tal Walt Disney, creando al famoso y cotizado príncipe azul.
Que manera de complicar nuestra búsqueda, ¿cómo no quieren que uno se confunda?
El único que ha dado en el clavo con alguna teoría es José José, háganle caso con eso de que todos sabemos querer pero pocos sabemos amar.

El prototipo que andamos buscando está tan alterado que ya no sabemos por donde buscar, nos dan cátedra descubriendo el hilo negro de porque los hombres aman a las canijas y porque es tan difícil entendernos con el sexo opuesto mandando derechito y sin regreso a los hombres a Venus, y aún seguimos sin entendernos y sin encontrarnos.

Desde niñas a las mujeres nos han llenado la cabeza con un prototipo que quizá no existe y a los hombres les han hecho creer que sin ellos no sobrevivimos.
.
La guerra de los sexos llego cuando alguien se dio cuenta del engaño, una mujer cansada de besar sapos cuenta la leyenda y aquí andamos todas revolucionadas, pero igual de buscadoras, sufriendo por amores y llorando por los rincones con la clásica pregunta sin responder: porqué a mi? No es que el amor sea ciego, los ciegos somos nosotros, sólo vemos lo que nos conviene.

En esta búsqueda para remendar el corazón roto y por encontrar el amor, muchos se casan y otros se divorcian, total que hacemos cada cosa por encontrar aquello que nos prometieron tener.
En los tiempos de mi abuelita si estabas soltera pasando los 30, eras quedada, se te había ido el tren, y estabas predestinada a ser la tía que cuida a los sobrinos.
Bendito el que prolongo nuestra agonía.

Dicen que el universo busca la manera de darte lo que te corresponde, el amor tiene muchas fases, te pone muchas pruebas, te pone trampas para ver si repites patrones, te da alegrías y emociones al corazón, hay diferentes amores, diferentes lecciones, no puedes pedirle a alguien que te quiera, si no se quiere a sí mismo, no puedes querer a nadie más si tu has dejado de quererte.

Todos conocemos la ley de la oferta y la demanda, la cual aplica para todo, puede ser que tu ya no quieras usar el sweater de rayas, pero de seguro alguien por ahí anda buscandolo, así que déjalo ir como dicen por ahí, dale espacio a uno mejor.
Hasta qué no sueltas lo pasado no llega el buen futuro.

Jamas entendí los designios aquellos de: perdiendo se encuentra, ¿A quién le gusta perder? 
Pero en realidad así es como aprendemos los seres humanos tan complicados, perdiendo y encontrándo, cambiando y evolucionando.

Uno nunca sabe cuál es el mejor lugar para encontar grandes personas, muchos los buscan en los antros, quizá lo encuentres como compañero de avión. 

La realidad es que no sabes en que momento y en que lugar llegará esa persona que traías perdida y que te aseguraron que existía y que bautizaron como: alma gemela, a veces ya de plano pensamos que nacimos viudos.

En algún lugar hace tiempo, me preguntaron que era el amor: yo les respondí, que era el reflejo de Dios y hasta me aplaudieron.

Todo llega a su momento y de la mejor manera, no se me desesperen.
El amor hace eterno, lo pasajero dicen.

Que tipo de hombre buscas y que tipo de mujer eres? No te me andes quejando si tu poder de atracción trajo al lechero y ponte a analizar porque, ojo que dije analizar no quejar.
Después de tanto perder y encontrar personas que creemos equivocadas, llega la correcta y te mueve el mundo, no se hagan que hasta el más escéptico termina hablando chiqueado.
Personas que llegan con una misión, otras que se alejan al dejarnos su mensaje, no te alejes de la vida de nadie sin dejarle algo bonito y que nadie se aleje de tu vida sin que deje en ti a alguien mejor.

El amor se siente, se vive, no se padece, no se ruega, si tienes que ir detrás de el, noticia nueva para ti: no es amor, es adición.
Cada quien habla como le fue en la feria, algunos románticos en temporada navideña dicen que es: sentir sin hablar, ver sin mirar, sentir sin tocar y estar si estar.

El amor no se busca, el te encuentra, pon de tu parte que tampoco llegará a tocar tu puerta, sólo abre el corazón, la mente y quítate los anteojos para verlo, porque pido que te quites los lentes? Porque no lo verán tus ojos, no es el cuerpo bonito o la cara linda, cuando lo encuentres lo entenderás porque sólo entonces lo sentirás.

Los reto a esperar, sentir y conservar, dejar que llegue a sus vidas el complemento conocido y no entendido, ese al que llaman: amor. 

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s