Día de los amores que son amigos.

De pronto me encontré ahí sentada, era un hermoso restaurante vacío, una mesa con 6 amigas, los meseros trapeando pensando: a ver a qué hora se van! 
A veces nos quedamos renegando, otras riendo, los meseros no se pueden quejar: les amenizamos la trapeada.
Así son ellas, mis amigas, mis psicólogas.
Una vez por semana asisto a terapia a veces reniego del terapeuta, otras agradezco que exista una terapia tan atinada para que yo aún no esté en un manicomio o en el DIF, según sea el caso.
Y todavía pretenden que célebre algo más el 14 de Febrero?

Yo ya averigue bien quien era el tal Valentín y el famoso cupido y la verdad muchachos yo prefiero quedarme con mis amigas, estos personajes se han equivocado mucho en la historia como para que uno ande confiando en ellos, mejor mi futuro amoroso si es que existe lo dejo en manos de Dios.

El problema de los seres humanos, alias tu y yo, es que le endosamos el muertito a alguien más, nos inventamos hadas, un conejo, 3 señores con corona, un gordito barbón, hasta angelitos lanza flechas, ellos serán los encargados de traernos las cosas que queremos y si hay algún error ellos son los culpables, aquí nadie pone cuernos, nadie es celoso, verdad qué no?

Cuando una relación falla en nuestra versión de los hechos, siempre la culpa es del otro, ahí estuvo el problema jamás se enteraron que era de dos.
Tenemos que entender algo: tú eres el que sale a la calle cada día, que eliges con quien compartes, con quien pláticas y de quien te enamoras, la culpa o el milagro no lo hizo nadie más que tú mismo, y si no funciono la culpa es tuya, no es repetir palabras aunque muchos repiten patrones, es crear instantes, prometer lo que puedes y quieres cumplir, abrazar con palabras lo que demostrarás con hechos y uno que otro beso o una manda prometida a San Antonio.

Te amaré por siempre? Cuánto tiempo es eso? Para unos una eternidad para otros 5 minutos.

Soy graduada de la carrera: rompe corazones anónimos con maestría en romance y cursilería, soy aquella que se traumo porque los 14 de febrero recibía sólo paletas de manitas o corazones y que ahora se limita a festejar a sus amigas.

Podemos sobrevivir sin novio pero no sin amigos.
Así que es un buen pretexto este día para decirle a un amigo: gracias por tu amistad.
Mientras unos llenan los moteles, nosotros llenemos nuestra vida de amigos.

De algo estoy segura, algún día, ese restaurante será cambiado quizá por una casa vacía o un asilo, y en ese mismo lugar quiero estar rodeada de mis amigas, esas a las que hoy no quieres ni ver, esas con las que tienes mal entendidos, pero sobre todo esas que te aceptan como eres y que a pesar de no estar de acuerdo en muchas cosas o quizá en nada siguen a tu lado demostrandote el valor de su amistad.

Este día no es sólo para festejar a los enamorados o quejarse de cupido, es para todas las manifestaciones de amor, una oportunidad de la mercadotecnia para festejar, gastar y decir gracias, te amo, te quiero y vales mil ocho mil.

De seguro será un año más que la florería pierde la dirección de tu casa, que cupido te hace bullying lanzando flechas equivocadas y ver tanto adorno rojo y globeros en cada esquina te convierte en el grinch de los enamorados rogándole a Dios que ya terminen los corazones en el súper y lleguen los bikinis de Semana Santa.

No se trata de ver lo que no tienes y quieres, se trata de valorar a quien tienes hoy en tu vida. festeja, abraza, sonríe, canta, regala, agradece, comparte, disfruta y festejemos pues el pretexto del día:

Feliz día del tal Valentín! 
🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s