Una lección para dos

Hace tan solo unos días le pregunté a una amiga que diferencia había entre el bullying que vivimos nosotros a lo que se vive actualmente, para mi era igual con la diferencia que antes mi mamá no corrió a ayudarme y en mi escuela no había psicóloga.
Me negaba a entender que los niños andan muy revolucionados.
Es como si la vida me hubiera querido explicar con manzanas aquella respuesta que no entendí.

El bullying no es sólo una crítica, un comentario mal intencionado, un apodo que surje de pronto o una pelea de niños, hoy puedo comprender lo que es, no porque lo viví hace años, si no porque me acaban de tocar en lo que mas me duele…mi hija.

Cuando le hacen algo a nuestros hijos, nos lo hacen a nosotros, queremos ir a reclamarle al niño no a los papás, hacer un escándalo nacional, un paro de labores en la escuela y demás, no lo nieguen en el momento así pasa.
Gracias a Dios y a la confianza que me tiene mi hija, me compartió lo que pasaba, pero cuántas mamás no se dan cuenta y el problema avanza?
Cuántos padres creemos que no pasa nada? 
En que momento mi hija se sentía así y yo no me di cuenta?
Cómo no se me ocurrió que algo más podía pasar?
Por qué creí que mi hija siempre seria líder y ningún niño iba a arruinar en días lo que construí en años?
Su autoestima.

Cómo no me fije que se comía el cabello por un conflicto que iba más allá? 
Me hice todo tipo de preguntas, me las respondí, investigue, tengo una gran lista de libros de autoestima para niños por leer, vídeos sobre el bullying y todo lo que encuentro para poder ayudar a mi hija y que al final se verá reflejado en su salón para todos sus compañeros.

Por un niño que haga la diferencia, tengo confianza en que así empezará la cadenita de ayuda a los demás, nosotros podemos cambiar el entorno, podemos ayudar más de lo que pensamos.

Para qué le paso esto a mi hija? Qué tengo que aprender yo como madre?

Ahora se lo que es el bullying, es un ataque contra la seguridad de los niños, cuando ellos se creen lo que les dicen, cuando hay una reacción a ese comentario y quizá alguna situación.

Me sorprende como un niño puede bajarle el autoestima a otro sin sentir la menor culpa o remordimiento más bien disfrutando lo que logró.
Pues qué niños estamos creando?
Es muy duro para nosotras como mamás quitarnos la venda de los ojos pero tenemos que reaccionar para poder ayudar a nuestros hijos.

Hablar con nuestros hijos del tema, darles las herramientas diarias para que superen eso y más, brindarles la confianza para compartir con nosotros lo que pase en la escuela.

Es un trabajo en equipo entre la escuela y la casa, pero sobre todo, yo no puedo controlar a los demás niños, no puedo salvar a mi hija de todo, lo que sí puedo hacer es darle las herramientas para que cuando yo no esté, ella sepa cómo actuar, defenderse, ayudar a los demás y sobre todo, saber enfrentar toda situación sin que le afecte y que le beneficie.

Al final no es importante lo que otros piensen de mi hija, si no lo que ella vea en mi.
Porque al final esto lo transformaremos en una lección.

Eso es una labor diaria y ya empezamos ambas dos.

Les dejo este enlace anti bullying, para niños.

Y esta recomendación de algunos libros:
La inteligencia emocional de los niños.
Shapiro, lawrence E.

La inteligencia emocional.
Guía práctica para padres y educadores.
Sandra celeiro González
Mireira golobardes subirana

Bullying.
Un libro para descubrir y potenciar lo mejor de nuestro hijo, evitando que caiga en el disidente.
(Libuk)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s