Los miedos

Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, entonces ¿por qué somos tan miedosos?
La culpa la tuvo el que invento al famoso coco, estábamos con el ojo medio abierto en la noche porque en cualquier momento llegaba el mounstro que nos iba a comer, nos lo dijo nuestra propia madre cantando según ella una canción de cuna, en el fondo gozaba nuestro tormento con tal de llegar a tiempo a la novela.
Desde ahí ya iba mal la cosa, sabíamos que el miedo existe, que los mounstros atacan de noche y que cuando se esconde el sol todo lo malo pasa.
Yo, como niña precavida dormía con una luz prendida, más vale no?

Hay miedos que prefiero no vencer, yo les digo fobias que es pariente del miedo pero no le digan a nadie, solo anuncio que no me vuelvo a subir a una montaña rusa, ese día jure que era el final, moriría al lado de mi hija quien celebraba con risas el show que estaba dando su santa y abnegada madre, no es fácil gritar de esa manera, pedir auxilio, decir que te mueres y rezar, valoren mi angustia, no me suban ni a la rueda de la fortuna en cámara lenta o a los carritos chocones a menos de que quieran ver mi niña interior siendo devorada por el coco aquel en plena vía pública.
Otras cosas si me limitan diariamente, esas si las puedo, quiero y debo modificar, una vuelta a alta velocidad no paraliza mi vida, sólo unos minutos en donde tengo que esperar a los valientes en una banquita como los viejitos con todo y su nieve.

Crecemos y nos volvemos más miedosos, le tenemos miedo al compromiso, a perder lo que tenemos y lo que queremos tener.
Nuestras creencias se basan en hechos, enseñanzas, lo que nos heredo la abuelita, etc.
Pero llega un momento en donde debemos borrar eso que creíamos y re programar nuestra mente.

A ver chamacos la basura que no sirve la tiramos, que se vaya lejos, tarde se nos hace que pase el señor por las bolsas, pero con los miedos, los abrazamos y no los dejamos ir, porque nos da miedo que se vayan, si los queremos tanto, de ahí nace eso de: así nací, así me moriré, no se me mueran de esa manera recapaciten que aún hay tiempo.
El miedo es la emoción que domina a la razón, es sólo un sentimiento al que le damos poder, hay que quitarle el poder a todo lo que hace que nos quedemos quietos en la vida.
Cuando presto atención al pasado proyecto esto en el futuro y qué pasa? Vivo en el pasado, ese lleno de miedo, nosotros tenemos unos procesos de pensamiento inconscientes y no nos damos cuenta que estamos pensando lo mismo y creando la misma realidad por lo tanto viviendo de la misma manera, en los tiempos que somos más libres estamos más atrapados.

El que dirán, que pensarán, que pasará mañana, bueno hasta nos da miedo sentir bonito, volverte a enamorar por miedo a volver a sufrir, le tenemos más miedo a la película donde el tipo sale lleno de catsup que a lo que pasa en nuestra propia vida. La lista es larga cada quien sus miedos.

¿Tú a que le tienes miedo? ¿Qué emoción te produce? ¿Qué te produce el miedo?
Podemos ir venciendo los miedos, cambiando creencias por retos.

Y como uno sabe que miedos vencer, no pretendan que me lance del bungee pero si me quiero volver a enamorar. 





Anuncios

2 comentarios sobre “Los miedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s