Una despedida 

Todo lo que implique decir adiós, hasta pronto, see you later, es difícil, nacimos para gozar los holas, los comienzos, las alegrías así que cuando llegan esos momentos en la vida por lo general parten en dos el corazón, bueno a veces en mil pedazos.

Hay diferentes tipos de adiós, muchos son un hasta pronto, en otros no sabemos si hasta nunca baby. Cuando lloramos liberamos, tengo el gusto de avisarles que el corazón si duele y el que diga que no, ha vivido creyendo ser feliz toda su vida, pero cuando el dolor es ajeno, cuando ves llorar a tu hija ese llanto duele más.

Los aeropuertos, lugares de reencuentros y despedidas, momentos que no quieres que se acaben y momentos que quieres volver a vivir.

Turbulencia en los corazones, esa cómo se quita? Dicen que con el tiempo aprendes a vivir con todo y sin que te haga falta nadie, quizá suplas momentos, personas, recuerdos, así dicen que es.  Como explicarle a un niño tantas cosas, y se las puede una explicar pero las entenderá como su maduración lo pueda ver, cuando ves a tu papá una vez al año y esa visita es mejor que ir a Disneylandia el momento de despedirse es uno de los momentos mas difíciles de la historia, en donde ves llorar a tu hija y dices: chale porqué me divorcie! luego te acuerdas de los motivos y dices, ok…que siga llorando, el asunto es que quisieras ahorrarle esas lagrimas a como dé lugar, pero no puedes.

Las veces anteriores ella se guardaba el llanto, se portaba muy valiente y se tragaba su sentir, está vez fue diferente, la valiente no vino, así que antes me encargue de decirle que llorar no es malo, no te guardes nada y pues obedeció las palabras de su madre, porque ella obedece lo que le conviene, lloró por todo el aeropuerto, cuando despegamos, al aterrizar, al recoger las maletas, camino a casa y ya en la casa, la gente me volteaba a ver como si no supieran que en los aeropuertos la gente llora, gente del mismo aeropuerto me preguntaba si todo estaba bien, según yo estaban acostumbrados a lagrimas de amor e infelicidad pero ya vi que no, parecía caso insólito eso de que no parara de llorar una niña por todos los rincones y eso que no la han visto cuando hace berrinche de seguro me hubieran sacado del avión en paracaídas!

Si, un año entero para volver a ver a su papá suena tenebroso, decirle que quizá se verán pronto es como un: me están cuenteando para que deje de llorar! en el fondo el no saber cuando te vuelvo a ver es una hipótesis que para la edad de mi hija la hizo llorar como nunca por 3 horas y que yo comprendí hasta el siguiente día. La esperanza es lo último que perdemos hasta que llega nuestra amiga realidad y notamos que no nos dejo el avión, que no nos quedamos dormidos como planeamos y que tenemos que volver a perdernos en la distancia. No me gusta decir adiós, me gusta decir gracias, porque mi hija esos días fue feliz, porque se que en el fondo aunque las cosas parezcan mal algo hice bien y a mi hija le hizo mejor.
Gracias a su aby por hacerla feliz y quererla tanto, ese viaje fue por ella, y para ella fueron también sus lagrimas y un mensaje escrito en el avión, porque siempre habrá la esperanza de seguir haciendo galletas.

Un adiós también es un nuevo comienzo, hay muchas formas de despedirse, a mi la que más me gusta es en la que nunca nadie se va, hay personas que se quedan en el corazón por siempre aunque no estén cerca, aunque se vayan lejos, aunque ya no vuelvan, aunque las veas poco.

Aterrizar sirve, pone las cosas en su lugar, analizamos el vuelo, cerramos los ojos, y al abrirlos la despedida termino, ya no lloras nomas te acuerdas, y recordar es bonito aunque duela, porque hay cosas que las despedidas no te quitan, los lazos y el cariño que siempre unen.

Hasta luego, nos vemos pronto, frases que a lo mexicano no sabes cuanto tiempo nos lleven, son como un ok, bye, todas son la misma, todas son maneras de despedirse, no duele el adiós, duele cuando no te alcanzas a despedir, cuando no alcanzas a decir gracias, te quiero, duele caminar y ver perderse poco a poco, duele voltear y no ver atrás, porque delante no esta lo que queremos, así es la vida chamacos, siempre hay huecos en el corazón, personas que nos faltan en la vida, nada es seguro aunque pensemos tenerlo, lo que voy a vivir ya paso, en otro tiempo, en otro espacio, ayer ya te fuiste, pero hoy en este momento hay personas a las que nunca les podremos decir adiós.

No es un adiós en un aeropuerto, es un: no te vayas de mi lado, en la vida.

Anuncios

2 comentarios sobre “Una despedida 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s