El perdón 

A lo largo de mi vida he sido una experta en culpar a los demás por lo que me pasa a mí, responsabilizo hasta a la cucaracha que va pasando y termino siendo la víctima sufrida, soy un ángel del cielo rencarnado en la tierra, mi lema por mucho tiempo fue como la canción de Pedrito Fernández, yo te aseguró que yo no fui! Debo aceptar que si, fui yo! 

En las historias siempre hay tres versiones, la tuya, la de la otra persona y la verdadera, notición el que les acabo de dar, una preocupación más aparte de la alza al dólar.
Gracias a personas que han pasado por mi vida, situaciones, enseñanzas y muchos errores, aprendí algo que quiero compartir, todos escuchamos sobre el perdón y pensamos que debemos perdonar a los demás, a quien nos trata mal, a quien nos lastimo, a quien le guardamos rencor y demás, el verdadero perdón está en nosotros mismos, perdonarnos a nosotros primero, nadie te trata mal si tú no lo permites, perdónate por permitirlo, por no quererte, por no hablar, por decir de más o expresarte menos.
Ese ha sido y sigue siendo mi gran reto, perdono una cosa y luego ahí voy de nuevo, lo unico que si creo es que he aprendido que algunas cosas se me resbalen y saben qué? Eso desespera a los demás, he estado en peleas en donde me quedo callada, para qué peleo si la de la bronca es la otra persona no creen? 

¿Cómo se logra el perdón? Eso nace de uno mismo, llega un momento el indicado, en donde te caen muchos veintes, en donde tienes que analizar, la gente no es la de los problemas eres tú proyectándote en ellos, llega el tiempo en donde entiendes, aprendes y perdonas.
Te molesta que a chuchita la bolsearon porque tú te estas bolseando a ti mismo, de otra manera no existiría chuchita en tu vida, los maestros no están en la escuela, están disfrazados de gente normal en la calle, en un amigo, en tu esposo, y en el señor Godínez que tienes al lado.

A través de las personas, de sus reflejos aprendemos, siempre agradeceré la presencia de un amigo que me enseño más de lo que imagina, sin su aportación quizá seguiría peleada conmigo misma, gracias si me lees y sabes quien eres.
Si te dijera que nada de lo que vives es cierto, que todo es un sueño, seguirías sufriendo? 
Quizá lo único que pediría es soñar más veces con alguien y ya, pero sufrir por algo que no existe pero que creo y le doy poder? Nel, estoy tratando de que eso ya no pase.

Así somos sufrimos por todo, hasta de lo ajeno, el otro día en un consultorio escuchaba a unas secretarias platicando sobre lo que iba a hacer de comer la compañera del turno matutino que se fue, yo creo que va a hacer pollo decía una! la vida ajena es mas divertida para analizar por lo que veo, proyectamos nuestro antojo de pollo y ni cuenta nos damos, creemos sólo en nuestro sentir, cuidado con el sentir de rabia, celos, inferioridad, desamor, ira y rencor, todo lo que crees, le das poder en tu mente y pasa en tú vida, sin duda la secre ese día ceno pollo.
Entonces a quién debo perdonar? A ti mismo, por juzgarte tan feo, has analizado como nos metemos a un juicio solos? hasta un simple: qué tonta soy! nuestro inconsciente lo cree y en efecto terminas siendo una tonta, te creíste el chiste y ahora todos te ven y te sienten así.

La única manera de perdonar por dentro es perdonando lo que hay afuera.
El perdón sana, tú alma, tú conciencia, tú cuerpo. Muchas enfermedades, peleas, conflictos serían eliminados si aprendiéramos a perdonar, a ser responsables de nuestras creencias y vivencias, lo creo y lo vivo, no lo creo y no existe.
Tampoco no quiero que sean la Madre Teresa de Calcuta en planta, nomás que tratemos de dejar de culpar al vecino de lo que pasa en nuestra casa, que aprendamos que el perdón sana.
Cuando hablas y dialogas un conflicto te sientes relajado, lo sacaste y dejaste ir, ahora habla contigo mismo, es la platica más dura y difícil, pero es la que más hará cambios en nosotros y en como vemos a los demás.

Me quito el costal de culpas que cargo, los kilos de más y el autoestima de menos, si esto es un sueño quiero que el despertar no sea una pesadilla y querer repetir ese sueño una y mil veces más. 

Amén. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s